Menopausia y ojo seco

La menopausia, así como los desajustes hormonales asociados a ella pueden incrementar el ojo seco.
Sin lugar a dudas, la menopausia es una etapa de cambios en la que las mujeres normalmente experimentan determinada sintomatología.

Los desajustes hormonales de la menopausia pueden llevar asociada una sequedad ocular y molestias
Los desajustes hormonales de la menopausia pueden llevar asociada una sequedad ocular y molestias

Así, dentro de los síntomas más frecuentes están los sofocos, el insomnio, la sequedad íntima, la irritabilidad, la fatiga, los dolores de cabeza (cefaleas), etc.

Y, lo que tal vez muchas personas no saben, es que la menopausia es causa común, también, de ojo seco.
La aparición del ojo seco coincide, por tanto, con otros síntomas de “sequedad” propios de la menopausia.

Las alteraciones hormonales propias de la menopausia como causa de ojo seco

De hecho, algunos estudios, como el publicado por el Sistema Nacional de Salud sugieren que afecta hasta un 60 % de las mujeres durante este periodo. Indudablemente, ciertos problemas oculares solo se hacen evidentes como consecuencia de un desajuste hormonal.
En otras palabras, las hormonas desempeñan un papel muy importante en la producción de lágrimas y la lubricación ocular.

Por ello, desarreglos hormonales asociados a esta condición, llevarán acompañada una sequedad ocular que puede ir desde un leve hormigueo o cosquilleo ocular a verdaderos problemas de salud ocular.
Por otra parte, algunas mujeres que han alcanzado la premenopausia o la perimenopausia (periodo de transición hacia la menopausia) experimentan una interrupción en las señales químicas que ayudan a mantener la estabilidad de la película lagrimal.
Lógicamente, en función de la persona y de su estilo de vida, la inflamación resultante de dicha sequedad ocular, también puede llevar a un descenso de la secreción de las lágrimas.

Cambios en la composición de la lágrima son los causantes de la sequedad ocular

Además, se produce un efecto hormonal que puede padecer paradójico:

El ojo seco puede ser debido a los cambios hormonales asociados a la menopausia
El ojo seco puede ser debido a los cambios hormonales asociados a la menopausia

Por un lado, antes de la menopausia, cuanta más testosterona se tiene, menos lágrimas se producen. De manera similar, un aumento en los estrógenos se traduce en una mayor producción de las mismas.
Sin embargo, esta ecuación se invierte durante la menopausia. Así, más testosterona significa más flujo lagrimal, mientras que el mayor nivel de estrógenos implica una cantidad de lágrimas menor.

En otras palabras, aunque no se sabe exactamente cómo funciona este mecanismo, está claro que las hormonas desempeñan un papel significativo en la lubricación ocular. Por ello, se cree que restaurar el equilibrio hormonal puede ser la vía para tratar el ojo seco.

Menopausia y ojo seco. Incomodidad ocular

Inicialmente, cuando los ojos experimentan sequedad durante mucho tiempo, se produce una inflamación localizada.
Como consecuencia, esta respuesta inmune libera todo tipo de sustancias inflamatorias, que causan enrojecimiento, picor e hinchazón.

Obviamente, si el ojo seco no se trata, la córnea puede dañarse y desarrollar úlceras, afectando a la visión y derivando en dolor ocular.
Por otra parte, también aumenta el riesgo de infección porque los fluidos de la lágrima limpian los desechos del ojo y los cuerpos extraños y microorganismos que puedan quedarse alojados en la cuenca ocular.

Sintomatología del ojo seco

Entre los síntomas del ojo seco se encuentran los siguientes: picor, sensación arenosa, lagrimeo excesivo, cansancio ocular a lo largo del día, irritación por el humo, el viento o el aire acondicionado. También, sensibilidad a la luz, borrosidad, e incomodidad al utilizar lentes de contacto.

¿Cómo puedo mejorar los síntomas de ojo seco asocidado a la menopausia?

  • En primer lugar, para mejorar la sintomatología asociada al ojo seco, añade a tu dieta alimentos integrales y ricos en ácidos grasos omega tres. En otras palabras, toma alimentos como el pescado azul y los frutos secos, y reduce el consumo de carne roja y fritos.
  • Además, bebe mucho líquido.
  • En tercer lugar, utiliza gafas de sol envolventes cuando realices actividades al aire libre.
  • Por otra parte, evita, o al menos reduce, el uso de maquillaje.
  • Sin lugar a dudas, para disminuir la sintomatología, parpadea con más frecuencia, especialmente frente a la pantalla del ordenador.
  • Asimismo, evita tocarte los ojos. Es decir, demasiada fricción puede causar una pérdida de humectación, favoreciendo el crecimiento de bacterias.
  • Igualmente, baja un poco la pantalla del ordenador, de tal modo que los ojos miran ligeramente hacia abajo. Lógicamente, si miras hacia abajo, los párpados cubrirán una mayor parte del globo ocular, minimizando la exposición ocular y la sequedad.

Ciertos cambios en tu forma de vida pueden mejorar la sintomatología asociada al ojo seco

Durante la madurez se pueden experimentar alteraciones hormonales que lleven acompañado ojo seco y alteraciones oculares
Durante la madurez se pueden experimentar alteraciones hormonales que lleven acompañado ojo seco y alteraciones oculares
  • Seguidamente, evita la polución excesiva y otros agentes irritantes, como el humo del tabaco.
  • También, y en la medida de lo posible, utiliza un humidificador. Pero asegúrate de limpiarlo para evitar introducir más agentes irritantes en el aire.
  • Indudablemente, para evitar la sequedad ocular, extrema el cuidado con las lentes de contacto así como su limpieza.
  • Por último, duerme bien para reducir el estrés, que puede agravar los desequilibrios hormonales.
¿Cuáles son las causas del ojo seco?

Inicialmente, el ojo seco puede originarse por dos razones:
En primer lugar, por una producción insuficiente de aceite por parte de las glándulas de Meibomio, situadas en el interior de los párpados. Por otra parte, por una excesiva evaporación lagrimal. Sin embargo, normalmente se trata de una combinación de ambas.
Otros factores que incluyen el ojo seco son:
Primero, no parpadear con frecuencia suficiente cuando se lee o al estar frente a la pantalla del ordenador.
Segundo, vivir o trabajar en ambientes secos.
Tercero, tras la cirugía láser, que reduce los impulsos de parpadeo.
En cuarto lugar, el consumo de ciertos medicamentos diuréticos, betabloqueantes, anticonceptivos, antidepresivos, y medicamentos contra las alergias, entre otros pueden reducir la producción lagrimal.
En quinto lugar, por importancia, las dietas que no aportan suficientes ácidos grasos esenciales.
Sexto, las alergias y otros problemas que causan inflamación ocular.
Por último, condiciones de párpados caídos o ciertas enfermedades, como la diabetes, la artritis reumatoide, la enfermedad tiroidea autoinmune, el lupus y el síndrome de Sjögren.La menopausia puede causar sequedad ocular

La importancia de las lágrimas en el ojo

Generalmente, en condiciones normales, el ojo necesita un flujo de lágrimas constante que garantice la lubricación necesaria para ver correctamente y con comodidad.
Así, las lágrimas son una combinación de agua (para humedecer), componentes grasos y aceites (para lubricar), mucosidad (para extenderse de manera uniforme) y anticuerpos y proteínas esenciales (para combatir las infecciones) y de mecanismo de defensa.
Obviamente, en el ojo disponemos unas glándulas especiales localizadas alrededor de los párpados y en la superficie ocular que segregan estos componentes.
Sin embargo, cuando se produce un desequilibrio en el sistema lagrimal, secundario, por ejemplo a la menopausia, la persona puede padecer ojo seco.

Las gotas, un alivio temporal frente al ojo seco durante la menopausia

Indudablemente, la forma de tratamiento más común para el ojo seco durante la menopausia son las gotas o lágrimas artificiales. En otras palabras, las lágrimas artificiales  alivian temporalmente los principales síntomas, restaurando el fluido ocular.
En cualquier caso, aunque las gotas pueden ser muy útiles a corto plazo, haciendo que resulte más cómodo parpadear, no ofrecen una respuesta sistémica que ayude a prevenir las recurrencias.
Además, como hemos dicho más arriba, las hormonas desempeñan un papel muy importante en la producción de lágrimas y en la lubricación de la superficie ocular.

En Comprar Lentillas Online somos especialistas en la venta por Internet de lentes de contacto de todos los laboratorios al mejor precio. Consigue ahora tus lentes de contacto de reposición en nuestra tienda online de lentes de contacto. Te las enviamos a domicilio. Puedes pedir las lentillas las 24 horas del día. Di sí  a las lentillas.

Resumen:
Menopausia y ojo seco
Nombre del artículo:
Menopausia y ojo seco
Descripción
La menopausia, así como los desajustes hormonales asociados a ella pueden incrementar la sequedad ocular y las patologías asociadas al ojo seco.
Autor
Publicado por:
Comprar Lentillas Online
Logotipo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *