Iluminación correcta para una plena ergonomía visual

Una iluminación correcta, tanto en el hogar como en el sitio de trabajo, garantiza una mayor comodidad visual y contribuye a una plena ergonomía visual.

¡Pon luz en tu vida!

¿Cuántas veces hemos oído la frase: “como sigas leyendo sin luz te vas a quedar ciego”? Lógicamente, aunque tradicionalmente se han exagerado mucho las consecuencias negativas de una mala iluminación, sí que es cierto que una correcta iluminación resulta determinante para nuestra comodidad visual. Además, esto se hace más patente a medida que nos vamos haciendo mayores.
Curiosamente, incluso sin la presencia de problemas oculares, necesitamos el doble de luz a los 50 años que a los 25.
Por otra parte, las personas con limitaciones visuales, también necesitan ese extra de luz.
Entonces, ¿cuál es el nivel de luz perfecto? Inicialmente, la respuesta resulta muy sencilla: la iluminación perfecta podría definirse como aquella que resulta más cómoda para cada persona.

¿Y de qué depende esa comodidad visual personal? En general, de dos aspectos fundamentales: En primer lugar, de la cantidad de luz obtenida, y en segundo lugar del deslumbramiento.

A continuación, os ofrecemos una serie de consejos para que le saques el máximo partido a este apartado, tanto en el trabajo como en vuestra casa.

Iluminación correcta en el hogar

En primer lugar, en nuestra casa, realizamos un sinfín de actividades tanto de trabajo como de ocio. Por ello, debemos apostar por una iluminación uniforme en todas sus estancias, apoyada por fuentes auxiliares en aquellos lugares en los que llevamos a cabo tareas específicas.

Iluminación en la cocina

Indudablemente, la cocina suele ser, junto al baño, una de las zonas peor iluminadas. De ahí que resulte muy útil instalar luces auxiliares, sobre la superficies en las que se cortan, se preparan y se cocinan los alimentos.
Podemos situar, por ejemplo, esas luces debajo de los armarios de cocina.
Además, para reducir los deslumbramientos, elige superficies no demasiado brillantes.

La iluminación correcta en la cocina nos permitirá cocinar con seguiridad
La cocina es una estancia que debe estar correctamente iluminada para permitir cocinar con comodidad y seguridad

Iluminación correcta en la sala de estar y el comedor

Lógicamente, actividades como la lectura y la costura requieren una iluminación específica. Esto tiene importancia, especialmente, si se realizan durante periodos prolongados. Además, debemos tener en cuenta que para conseguir una iluminación correcta, la utilizada para coser debe ser el doble de brillante que para leer.
Por otra parte, tampoco se deben apagar todas las luces de la habitación al ver la tele o jugar a videojuegos. De hecho, el área que rodea la pantalla debe presentar un brillo equivalente al de entre el 20% y el 40 % del brillo del televisor. No obstante, podemos apagar las lámparas que se encuentran detrás de nosotros, o modificar el ángulo de la pantalla para evitar reflejos.

El comedor y el salón requieren de iluminación en aquellas zonas en las que se realizan actividades específicas
El comedor y el salón requieren de iluminación en aquellas zonas en las que se realizan actividades específicas. Por ello, te puedes ayudar de luces de techo y de lámparas de pie.


Del mismo modo, en cuanto a la mesa del comedor, se utiliza para actividades como escribir, hacer manualidades o realizar los deberes del cole. Por ello, conviene apostar por fuentes de luz auxiliares, que complementen a la luz principal, como pueden ser lámparas de pie.

Iluminación en baños y aseos

En el baño, las superficies brillantes y los grandes espejos, presentes de forma habitual, contribuyen al deslumbramiento. Eso, que puede parecer lógico, se une al hecho de que en muchas ocasiones disponen de una iluminación excesiva.

Debemos, por tanto, colocar las luces necesarias teniendo en cuenta las reflexiones existentes en azulejos, sanitarios y espejos
Eso sí, para actividades, afeitarse a maquillarse necesitamos utilizar luces auxiliares.

Correcta iluminación en el dormitorio

El dormitorio no requiere grandes iluminaciones, salvo si lees por la noche
El dormitorio no requiere grandes iluminaciones, salvo si lees por la noche. Así, una luz en la mesita de noche puede constituir una iluminación correcta, además de la lámpara de techo.

Justamente, en el dormitorio, las lámparas de apoyo resultan muy útiles para aquellos rincones en los que nos arreglamos o vestimos. Además, en el caso de que tengamos la costumbre de leer en la cama, el foco debe dirigirse al libro, no a la cara, para eliminar de deslumbramientos.
De manera similar, los armarios empotrados también deberían contar con algún punto de luz en su interior.
Iluminación en escaleras y recibidores
Inicialmente, estas áreas de paso deben estar especialmente bien iluminadas para minimizar el riesgo de caídas. Es decir, deben destacarse claramente elementos como peldaños y pasamanos.
Tengamos en cuenta que a medida que nos hacemos mayores, necesitamos en torno al 10% más de luz por cada década que pasa.

Iluminación correcta en el trabajo

La iluminación del lugar de trabajo no solo afecta aspectos como el rendimiento y la salud, sino que resulta clave en a la hora de impedir la aparición de la fatiga visual.
Por ello, lo recomendable es alcanzar un nivel uniforme combinando fuentes de luz natural y artificial. A continuación, exponemos distintas ideas que debes implementar en tu puesto de trabajo:

  • En primer lugar, asegúrate de colocarte en aquella posición de trabajo que te permita evitar los deslumbramientos procedentes de fuentes de luz muy brillantes. Incluimos aquí, por ejemplo, las ventanas, que deberían contar con cortinas, estores u otros elementos.
  • Además, no debes trabajar mirando directamente a la ventana.
Unos simples gestos mejorarán tu ergonomía visual
  • En tercer lugar, utiliza lámparas que iluminen una gran superficie, en vez de crear un “oasis” de luz en medio de la oscuridad. Así, debes generar una iluminación de tal manera que se minimice el contraste entre la luz de lugar de trabajo y el espacio que lo rodea.
  • Seguidamente, no debemos iluminar nuestro puesto de trabajo desde detrás. Lógicamente, esto hace que se proyecten las sombras de la cabeza o el cuerpo. Por el contrario, resulta preferible situar la fuente de luz en el lado izquierdo cuando la persona es diestra y en el derecho si es zurda.
Iluminación correcta en el puesto de trabajo
Una correcta iluminación en nuestro puesto de trabajo permitirá mejorar el rendimiento al tiempo que elimina el riesgo de padecer fatiga ocular.
  • Por otra parte, es una excelente idea que el sitio de trabajo disponga de una lámpara auxiliar que permita ajustar el foco de luz. Eso sí, situado siempre por debajo del nivel de los ojos, para evitar el deslumbramiento.
  • Por esta misma razón, la superficie de los escritorios ha de ser de tono mate.
  • Por último, conviene revisar el sistema de iluminación de manera regular, especialmente cuando las lámparas parpadean. De hecho, limpiar las lámparas que estén sucias puede incrementar su eficiencia en más de un 20 %.

En muchas ocasiones, un buen sistema de iluminación cuesta lo mismo que uno deficiente.

Iluminación correcta frente al ordenador

Indudablemente, la clave de una correcta iluminación está en asegurarse de que el área alrededor de la pantalla tiene aproximadamente el mismo brillo que el monitor.
Así, si hay un contraste excesivo entre la iluminación ambiental y la de la pantalla, se puede experimentar incomodidad que termine en deslumbramiento y cansancio (síndrome visual informático).

¿Cómo podemos darnos cuenta de que el contraste de la pantalla del ordenador es correcto?

En primer lugar, utiliza una gorra con visera durante un par de horas. Después, quítatela, y si te sientes más cómodo cuando la llevas puesta, significa que la luz ambiental es más brillante que la del monitor.
Seguidamente, sujeta una hoja de papel blanco junto a la pantalla y desplázala unos centímetros para atrás. El papel debería presentar un brillo aproximado al del monitor.
Por último, si puedes ver tu cara o los elementos que te rodean reflejados en la pantalla, tienes también un problema de deslumbramiento.

¿Qué medidas se pueden tomar para mejorar la iluminación frente al ordenador?

En primer lugar, ajusta el contraste y el brillo de la pantalla en consonancia a la iluminación ambiental. Además, cambia el ángulo con la posición del monitor, aunque solo sea levemente y valora la comodidad que te supone este cambio. De hecho, esto puede suponer una gran diferencia en cuanto a la comodidad y el rendimiento de tu trabajo.
Por otra parte, añade una luz auxiliar si la pantalla es brillante y la superficie del escritorio es apagada. Sin embargo, no debes olvidarte de enfocarla en los documentos, y no al monitor, para evitar reflejos y deslumbramientos.
Por último, el ordenador nunca se debe situarse directamente delante de las ventanas, sino de tal modo que la pantalla esté colocada de forma perpendicular a ellas.La iluminación en nuestro puesto de trabajo debe ser correcta

Iluminación correcta en el trabajo y en casa

En resumen, una correcta iluminación en casa y en el trabajo minimiza los problemas visuales y aumenta nuestro rendimiento. Si tienes cualquier duda, rellena nuestro formulario de contacto.

En Comprar Lentillas Online somos especialistas en la reposición de tus lentes de contacto al mejor precio. De hecho, te las enviamos a domicilio los 365 días del año. Pide tus lentillas las 24 horas. ¡Di sí a las lentillas! Visita nuestra tienda online de venta de lentes de contacto de reposición.

Resumen:
Iluminación correcta para una plena ergonomía visual
Nombre del artículo:
Iluminación correcta para una plena ergonomía visual
Descripción
Una iluminación correcta, tanto en el hogar como en el sitio de trabajo, garantiza una mayor comodidad visual y contribuye a una plena ergonomía visual.
Autor
Publicado por:
Comprar Lentillas Online
Logotipo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *