La importancia de la vista en la carretera

La vista es importante a la hora de ponernos en carretera. La visión es fundamental a la hora de una correcta conducción. De hecho, el 90 % de las decisiones y de las actividades que implica la conducción de un vehículo dependen de una óptima salud visual. Ante una situación imprevista el volante, ver bien puede salvarte la vida.

Una vista perfecta es imprescindible para una correcta conducción en carretera
Ver bien te permitirá adaptarte a los requerimientos existentes durante la conducción

En otras palabras, una visión perfecta equivale a más seguridad en la carretera. Sin embargo, aún son demasiados los accidentes de tráfico con víctimas mortales o con heridos graves que sufrimos cada año en nuestras carreteras. Por este motivo, asegurarnos de que vemos correctamente, antes de emprender un viaje en coche, es un punto fundamental.

Obviamente, no importa que sea de larga o de corta distancia, una correcta visión nos hará que la conducción sea más segura.

Justamente, la situación es algo a tomarse en serio, porque uno de cada tres conductores podría ver mejor y lo ignora. Además, uno de cada 20 ve muy mal y tampoco lo sabe.
Por otra parte, más de la cuarta parte de los españoles de entre 18 y30 años nunca se ha hecho un examen visual.

Relación entre visión y movimiento, imprescindible para la conducción

Obviamente, nuestra visión está adaptada al movimiento. Así, cuando andamos o corremos, nuestros ojos pueden percibir el entorno de manera clara y eficaz. Esto es así gracias a esa visión es dinámica. Sin embargo, cuando viajamos en coche, la visión se ve obligada adaptarse a un entorno que cambia rápidamente. Lógicamente, ocurre debido a la elevada velocidad a la que vamos cuando viajamos, que hace que los objetos cambien rápidamente.

Por otra parte, si a esto añadimos la presencia de un problema visual no compensado, las consecuencias pueden ser desastrosas.

Por ello, es un ejercicio de responsabilidad examinar nuestra vista si salimos a la carretera.

Claves para evitar un posible accidente. La vista en la carretera.

Distancia de seguridad. La vista te ayuda a calcular la distancia cuando te pones en carretera

En primer lugar, respeta siempre la distancia de seguridad.
Sin duda, es preciso detectar los obstáculos desde una distancia suficiente para poder detener el vehículo antes de llegar a ellos. Es decir, que desde que vemos un peligro hasta que reaccionamos transcurren entre uno y dos segundos. Lógicamente, este es el tiempo que necesitamos para frenar o realizar una maniobra. Sin embargo, debemos ser conscientes de que durante este periodo de tiempo se recorre una distancia apreciable.

Antes de ponerte al volante, asegúrate de que estás en perfectas condiciones
Un ejercicio de responsabilidad pasa por poseer una correcta vista a la hora de la conducción en carretera

Por ello, si circulamos demasiado cerca del vehículo que tenemos delante, este tiempo puede no ser suficiente para frenar sin que nos choquemos.
Además, la distancia de seguridad debe aumentar de forma proporcional a la velocidad a la que conducimos.

Del mismo modo, también debe aumentar si estamos fatigados. Y esto ocurre, aunque no seamos conscientes, tras dos horas de conducción o después de recorrer 200 km.

Por otra parte, según los expertos, en ciudad y en carretera debemos mantenernos alerta para evitar cualquier imprevisto con otros vehículos que se sitúan demasiado cerca del nuestro. Sobre todo, deberemos prestar atención a los ángulos muertos que podamos tener y localizar otros vehículos que circulen, ya sea delante, detrás o en los laterales.

Por último, dicha distancia de seguridad también debe aumentar si hay malas condiciones atmosféricas. Entre ellas destacan la lluvia, nieve, niebla, granizo y el viento.

Aprende a ver de lejos.

Indudablemente, es necesario percibir instantáneamente cualquier movimiento o cambio que pueda suceder cerca de nosotros.

Así, debemos ser conscientes de la situación en la que se encuentra el vehículo que nos precede o de la misma carretera (baches, peraltes, etc.).
Como resultado de esta atención, podremos llevar a cabo sin riesgos una maniobra rápida y calculada de frenado o desvío.

Controla las zonas laterales. La visión periférica en carretera

El tráfico va cambiando, por lo que una correcta vista es imprescindible en la conducción en carretera
Revisa tu visión para confirmar que estás en perfectas condiciones para conducir

Precisamente, los retrovisores sirven para facilitarnos la conducción. Así, nos permiten reaccionar a tiempo, mirar siempre delante y atrás a través de ellos.
Por ello, no realices ninguna maniobra hasta tener seguridad de que es posible hacerla sin peligro.

También, mientras observamos la zona delantera, la visión periférica nos debe informar sobre lo que ocurre a los lados. Por ejemplo, un vehículo que da la vuelta, un niño que intenta cruzar siguiendo una pelota, etc.
Por lo tanto, es necesario entrenar nuestro campo visual para percibir claramente y al mismo tiempo todo movimiento.

En otras palabras, tendremos que estar pendientes de todo suceso que se produzca en el conjunto de nuestro ámbito de influencia mientras conducimos.

Vista perfecta para reaccionar rápidamente durante la conducción en carretera

En líneas generales, todo conductor debe percibir y comprender instantáneamente todo suceso que acontece en su campo visual. Para ello, tiene que vigilar todos los ángulos y direcciones en cada instante.
Así, hay que aprender a ver. Ello supone imponerse un método sistemático de observación y hacer de ello un hábito.

De noche, 1000 ojos en la conducción

Indudablemente, la proporción de accidentes mortales aumenta notablemente en las horas nocturnas.
Así, se producen más del doble de siniestros durante la noche que los que ocurren durante el día.
En este sentido, la agudeza visual por la noche se puede reducir hasta un 70 %, dado que se disminuyen los contrastes de los colores y las luces. Por otra parte, el sentido de apreciar la profundidad es siete veces menos eficaz por la noche.

Tanto en ciudad como en carretera, una correcta visión es imprescindible para una segura conducción
Una correcta vista es imprescindible para una conducción segura tanto en carretera como en ciudad

Además, la disminución de la vista acentúa otros factores de riesgo de accidente en carretera. Entre ellos, indudablemente, está en la fatiga, el consumo de alcohol, la velocidad, la falta de reflejos o las condiciones atmosféricas desfavorables.
Por otra parte, debemos ser conscientes que no debemos de conducir nunca de noche si tenemos glaucoma. Tampoco, si no te encuentras completamente seguro y si tienes una alta miopía o cataratas.

Por último, también debes valorar la seguridad a la que te encuentras conduciendo si te han intervenido con cirugía refractiva. Una operación de láser puede mermar tus capacidades al volante, aunque tengas de nuevo autorización para conducir.

Ver bien implica ir seguro
Si voy a conducir, ¿qué debo tener en cuenta?

En líneas generales, existen tres factores de la vista que son imprescindibles en la carretera:
– En primer lugar, la agudeza visual. Obviamente, si ambos ojos actúan de manera coordinada y simultánea, existirá una buena visión durante la conducción. Esto implica una percepción correcta de las tres dimensiones (visión estereoscópica). En este sentido, muchos conductores tienen dificultades para calcular las distancias en los adelantamientos. También, para maniobrar de forma imprevista o a la hora de conducir por carreteras estrechas y sinuosas, suelen presentar trastornos en este sentido.
– Seguidamente, el campo visual. Es decir, la capacidad de detectar objetos en nuestra visión periférica. Generalmente, la amplitud de visión lateral disminuye mucho con la velocidad. En este sentido, las lentes de contacto te permiten un mayor campo visual que el que se consigue utilizando gafas.
– Por último, sensibilidad a la luz. Lógicamente, de la resistencia de nuestros ojos al deslumbramiento, y muy especialmente de su adaptación a la oscuridad depende buena parte de nuestra seguridad al volante.
Visión y conducción

Gafas de sol, tus compañeras de viaje

Indudablemente, la fatiga visual que producen el sol o un deslumbramiento fortuito puede provocar un accidente. Por ello, para evitar estos riesgos, lleva siempre unas buenas gafas de sol en la guantera del coche. Una vista sin reflejos te dará mayor seguridad en carretera.

En líneas generales, adecúa la oscuridad de los cristales a tu sensibilidad. Así, las podrás utilizar en verano, pero también durante el resto del año.

Además, ahora que la luz empieza a ser más oblicua, te ayudarán en la conducción, sobre todo por la mañana y a última hora de la tarde. Por último, como recomendación general, si tienes que consultar el mapa, el GPS, o el móvil, hazlo antes de ponerte en ruta. Es decir, no lo hagas mientras conduces.

En Comprar Lentillas Online somos especialistas en la venta por Internet de lentes de contacto de reposición. Usar lentes de contacto te permite obtener un mayor campo visual mientras conduces y conseguir así una mayor seguridad.
Pídenos tus lentes de contacto de reposición en nuestra tienda online de lentillas y si tienes alguna duda, escríbenos a nuestro formulario de contacto.

Resumen:
La vista en carretera
Nombre del artículo:
La vista en carretera
Descripción
La vista en perfectas condiciones es condición indispensable al ponernos frente al volante en carretera.
Autor
Publicado por:
Comprar Lentillas Online
Logotipo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *