Visión y conducción: Al volante, mil ojos

Visión y conducción tiene que ser un tándem que debe estar perfectamente optimizado. Así, una correcta agudeza visual en el momento de ponernos delante del volante es imprescindible para impedir accidentes fatales.

De hecho, dispositivos de seguridad como es el airbag, pueden suponer un riesgo para los ojos y la cara, si se activan por accidente.

Toda precaución es poca para conseguir una conducción sin precances. Revisa tu visión
Antes de emprender cualquier viaje, por corto que sea, debemos asegurarnos que nuestra visión está en perfectas condiciones. Así, conseguiremos una conducción sin
Ante todo, ¡al volante una correcta visión y precaución, por favor!


Ahora, que empieza la temporada vacacional de 2020, estamos ante una nueva época en la que aumentan los desplazamientos de corta distancia en coche.
Sin embargo contrariamente a lo que generalmente se piensa, también son muy numerosos los accidentes de tráfico que se producen en estos desplazamientos a baja velocidad.
Además, en ocasiones, las consecuencias pueden ser muy graves. De hecho, unas de las más frecuentes, son, sin lugar a dudas, las lesiones oculares y faciales provocadas por el airbag del vehículo. Empero, esa probabilidad aumenta si el conductor usa gafas de ver o de sol en el momento del impacto.

Cristales y monturas recomendadas en la visión durante la conducción

Según un estudio del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, las gafas con cristales minerales no son recomendables para conducir. Esto es así porque pueden astillarse, con el consiguiente riesgo de que entren pequeños fragmentos y lascas en el ojo si estalla del airbag.

Por otra parte,  las gafas con montura al aire y semi al aire o metálicas finas tampoco son las más adecuadas para conducir, por considerarse muy frágiles. De hecho, pueden tender a romperse con más facilidad con el impacto del airbag en un accidente que una montura cerrada y sólida. Así, las monturas completamente cerradas, de pasta, o aquellas de metales más resistentes como el titanio, en la mayoría de los casos no se fracturan. Por ello, se consigue una protección extra para los ojos. Por ello, deben elegir gafas que ofrezcan elevada resistencia para evitar así lesiones oculares graves.

Además, deben tener especial precaución las personas operadas de cataratas, glaucoma o cirugía refractiva. Lógicamente, en su caso los ojos tienen una mayor sensibilidad al efecto de la colisión. Por ello, en estos casos, visión y conducción deben estar perfectamente sincronizados.

La visión debe ser correcta antes de empezar a conducir
Aunque vayamos a realizar un trayecto corto, nos debemos asegurar de que nuestra visión está en perfectas condiciones para no tener percances durante la conducción

Correcta distancia del volante para evitar problemas

Lógicamente, mantener una distancia adecuada respecto al volante también es importante a la hora de prevenir daños en los ojos en caso de accidente.
De hecho, desde la DGT se recomienda que nos situemos a unos 45 cm del volante. Es decir, los brazos deben estar estirados, pero ligeramente flexionados.
Además, esta colocación se mantendrá siempre. Es decir, el conductor no debe acercarse más aunque se sienten pasajeros en el asiento de atrás.

De esta manera, el impacto del airbag en los ojos y en la cara, si se activara en cualquier colisión, será menos que si nos situamos más cerca. Así el airbag no nos afectará a la visión.
Indudablemente, no hacemos esta advertencia en vano, puesto que, según el mencionado estudio, el 26 % de los conductores se sitúa menos de 42,5 cm del centro del volante.

Del mismo modo, y ya que estamos tomando medidas para aumentar nuestra seguridad, no olvidemos el cinturón de seguridad. Tal y como se ha demostrado, su uso reduce el riesgo de muerte en caso de siniestro hasta un 9,5 % cuando actúa en conjunción con el airbag.

Pide consejo a un óptico-optometrista sobre la visión durante la conducción

Ciertamente, si usas gafas y conduces, un óptico-optometrista puede orientarte sobre el tipo de gafas más adecuadas para ti.
De hecho, evitar riesgos es importante a la hora de decidirte por el diseño, el tipo de cristales y los materiales más convenientes para el uso que les vas a dar a tus gafas.

¿Cómo funciona el airbag de un coche?

En primer lugar, el airbag es una bolsa (“bag”)  de aire o cojín inflable de nylon que está plegado en el centro del volante. Además, puede haber otros airbags secundarios en el salpicadero y en otros lugares del vehículo donde es necesario introducir un efecto amortiguador de los golpes en caso de colisión.
Además, el airbag dispone de un sensor de impacto que determina cuando se produce un choque. Así, cuando se activa, se produce el inflado del mismo mediante una reacción química.
Seguidamente, ante un choque, se genera un gran volumen de gas formado con un compuesto de nitrógeno, que infla el airbag en 20 centésimas de segundo (0.20 s). La velocidad de salida del airbag puede superar los 300 km/h.

El airbag es un mecanismo de protección ideal
A pesar de que el airbag es un mecanismo de protección muy eficiente frente a los accidentes, no debemos olvidar que debe utilizarse junto al cinturón de seguridad. Además, es imprescindible que la distancia entre nuestro cuerpo y el volante del coche sea la correcta.

Por otra parte, una vez inflada, la bolsa se va desinflando poco a poco para permitir la movilidad de los ocupantes del vehículo, facilitando así su excarcelación.
Por último, debemos señalar que el airbag está diseñado para complementar la función de seguridad de los cinturones; no para sustituirlos. Así, el cinturón de seguridad ayuda a mantener al pasajero del vehículo en la posición apropiada para lograr una mayor eficacia del airbag.
Nunca desactives los airbags de tu vehículo a no ser que sea estrictamente necesario. De hecho, no sólo pueden salvar vidas, sino que además pueden evitar graves lesiones.

¿Cómo evitar el riesgo de choque a baja a velocidad?

En primer lugar, el consejo que se da siempre es el de respetar los STOP y los Ceda el Paso. Además, debes parar en los semáforos en ámbar, mirando ambos lados de las veces necesarias antes de continuar la marcha.
Por otro lado, no debes realizar adelantamientos cuando hay tráfico intenso o en casos de atasco.
Lógicamente, es muy importante respetar la distancia de seguridad entre vehículos.
Igualmente, debes extremar la precaución por la noche y siempre que haya mala visibilidad por lluvia, nieve, niebla o humo.
Por último, te recomendamos que hagas revisiones de tu vista de forma regular, para asegurarte de que estás en plenas condiciones para ponerte ante de un volante.

¿Hay que llevar gafas de repuesto en el coche?

Para aclarar, llevar unas gafas de repuesto en el coche es recomendable, pero no es obligatorio.
De hecho, en el permiso de conducción de las personas que necesitan gafas correctoras o lentillas, aparece en el apartado observaciones el número 01.
Así, esta indicación quiere decir que el uso de instrumentos correctores de la visión (gafas o lentes de contacto) es obligatorio, y el hecho de no llevarlos puestos durante la conducción es sancionable.

En cambio, lo que no es de obligado cumplimiento (aunque hace algunos años y lo era), es llevar gafas de repuesto en el coche. No obstante, es muy aconsejable tener siempre la guantera unas gafas, aunque tengan una graduación ligeramente inferior, si están en buenas condiciones y la graduación no ha variado sustancialmente. Es decir, si vemos lo suficientemente bien como para no correr riesgos al volante ni poner en peligro al resto de las personas que circulen. Así, podremos usarlas ante un imprevisto, como es el hecho de que las gafas habituales se hayan roto, estropeado, u olvidado.

Por otra parte, el uso de las lentes de contacto, en muchas ocasiones, nos va a permitir llegar a una agudeza visual superior a la que se consigue utilizando gafas. Por ello, son más aconsejables en la conducción. Además, tendremos mayor campo de visión, lo que nos ayudará en nuestra percepción periférica.

En Comprar Lentillas Online somos especialistas en la venta de lentes de contacto de reposición. Consigue ya tus lentillas al mejor precio en nuestra tienda online.
Y si tienes dudas, rellena nuestro formulario de contacto

Resumen:
Visión y Conducción: ¡Al volante, mil ojos!
Nombre del artículo:
Visión y Conducción: ¡Al volante, mil ojos!
Descripción
La visión debe ser correcta para poder realizar la conducción de forma segura y sin percances. Revisa tu vista para asegurarte de que no corres peligro en la carretera.
Autor
Publicado por:
ComprarLentillasOnline
Logotipo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.