¿Quién puede utilizar lentillas?

Actualmente, responder a la pregunta de quién puede utilizar lentillas, es sencillo, ya que prácticamente todo el mundo puede utilizarlas siguiendo unas instrucciones sencillas.

Gracias a los nuevos materiales de fabricación y a las nuevas tecnologías de diagnóstico de los defectos visuales, ya es posible crearlas a medida de cada usuario y de su estilo de vida.

Una revisión optométrica personalizada puede permitirnos saber quién puede utilizar lentillas
Una revisión optométrica realizada por un contactólogo puede permitirnos saber quién puede utilizar lentillas

Así, disponemos de lentes de contacto rígidas, blandas, permeables a los gases, desechables, cosméticas

La gama de lentes de contacto es muy extensa y aumenta cada vez al paso que marcan los avances tecnológicos.

Sin embargo, la utilización de lentes de contacto no se debe realizar jamás sin un estudio previo por parte de un contactólogo y depende de diversos factores.

Por ello, se tendrá en cuenta un estudio de las características oculares, una cuidada selección de los materiales, una estrecha colaboración entre el usuario y el profesional de la visión, así como un seguimiento posterior en las sucesivas revisiones optométricas.

Valorar la superficie ocular es imprescindible si queremos saber quién puede utilizar lentillas

Si aún te preguntas quién puede usar lentillas, tu óptico-optometrista de referencia es la persona indicada para evaluar el estado de tu visión, y confirmar no sólo si eres un candidato ideal para usar lentillas, sino también qué tipo de lente de contacto es el que más se adapta a tus parámetros oculares y tu estilo de vida, así como el uso que les debes dar a tus lentillas.

Inicialmente, la adaptación comienza, incluido el caso de las lentillas cosméticas (de color), con una adaptación personalizada, y debe ir siempre apoyado por un estudio previo.

Así, si no se realiza una adaptación personalizada de las lentillas, lo más probable es que éstas no se amolden perfectamente a nuestros ojos y que no sean las más adecuadas para el uso que les queremos dar.

Consecuentemente, las consecuencias entonces no tardarán en aparecer: incomodidad, picor, conjuntivitis, distorsión de la percepción visual… entre otras muchas alteraciones oculares y visuales.

Lentes de contacto a toda prueba

Si hemos decidido usar las lentes de contacto, incuso si éstas son las lentillas cosméticas (de color, debemos saber que previamente debemos pasar por una serie de pruebas visuales y exámenes oculares para comprobar nuestra aptitud al uso de las lentes de contacto.

Así, estas pruebas son casi las mismas que las que se pueden realizar en una revisión optométrica rutinaria, incorporando únicamente aquellas pruebas concretas que tienen como finalidad el descartar factores que no permitirían la utilización de este tipo de lentes.

Revisión contactológica para ver la idoneidad del uso de lentillas
En una revisión optométrica completa, el contactólogo te puede decir no sólo si eres apto para el uso de lentillas, sino cuál es la mejor lente de contacto para tus ojos, según tu graduación, tu estilo de vida, etc.

Entonces, se van buscando enfermedades oculares de la córnea, poca cantidad de la lágrima, baja calidad de la misma, etc.

Puede parecer simple, pero el realizar estas pruebas desaconsejará el uso de las lentillas a aquellas personas que, si lo hicieran, podrían tener desagradables problemas posteriores por su uso.

Aún más, en caso de pacientes que puedan estar predispuestos a ciertos problemas, estas pruebas nos permiten dar una serie de consejos que permitan mejorar la calidad visual del usuario.

La opción más adecuada para saber quién puede utilizar lentillas

Para determinar qué tipo de lentes son las más idóneas para cada paciente, el optometrista requerirá hacer una serie de exámenes adicionales al examen optométrico convencional.

Por ello, dependiendo de las dioptrías que tenemos, las medidas de los radios de los ojos, la cantidad y la calidad de nuestra lágrima y el uso que se vaya a hacer de las lentes, el contactólogo te recomendará un tipo u otro. Y te especificará el material de la lente, las horas de uso, las recomendaciones de limpieza y conservación, etc.

Examen optométrico contactológico para ver quién pueden utilizar lentillas

Pruebas previas

En primer lugar, lo que hará el óptico-optometrista/contactólogo antes de comenzar con las pruebas clínicas será preguntarnos por una serie de cuestiones básicas para conocer cuáles son nuestras necesidades visuales. Asimismo, las actividades que desarrollamos, y poder de esta forma saber qué tipo de lentilla es la más idónea para nosotros.

Seguidamente, en esta historia clínica, el especialista notará el motivo de la visita. También, los antecedentes oculares personales y familiares que podamos haber tenido con anterioridad.

Finalmente, el motivo que impulsa al paciente a utilizar lentillas (para mejorar la visión, para no depender tanto de las gafas, por comodidad y estética, para poder ver practicando deportes sin riesgos, etc.).

Existe un tipo de lentillas para cada tipo de paciente
Tu contactólogo te dirá qué lentilla es la más apropiada para ti, y dará consejos sobre sus cuidados y uso

Por supuesto, el profesional también tendrá en cuenta si el paciente está siguiendo algún tratamiento farmacológico (corticoides, por ejemplo) y si padece enfermedades como la diabetes u otros trastornos. Alteraciones como el ojo seco, podrían contraindicar el uso de lentillas.

¿En qué consiste el examen ocular, propiamente dicho, para saber quién puede llevar lentes de contacto?

  • En primer lugar, se realiza una refracción objetiva y subjetiva del paciente. Así, se estudiará la agudeza visual del candidato, y se valorará el tipo de ametropía (defecto refractivo) que posee. Ya sea miope, hipermétrope, astígmata o présbita, se decidirá el tipo de lentilla que se va adaptar. También, se seleccionará la potencia de las lentes de contacto y así conseguir una buena visión a cualquier distancia.
  • Seguidamente, se procede a una exploración de polo anterior del ojo mediante un instrumento denominado lámpara de hendidura. A este proceso se le denomina biomicroscopía. El óptico-optometrista analizará la salud de toda la superficie corneal, la cantidad y calidad de la lágrima. Además, entre otros aspectos, buscanrá alteraciones de la superficie ocular, de los párpados, etc.
Un examen ocular optimétrico para asegurarnos quién puede utilizar lentillas
  • En tercer lugar, se realiza una queratometría o una topografía. Sin duda, estas pruebas tienen como objetivos permitir seleccionar los radios de la lente de contacto. También, medir el astigmatismo corneal. Indudablemente, esta medida es fundamental para optar por un tipo u otro de lente de contacto.
  • De manera similar, se procede posteriormente a un examen de la órbita ocular y de los párpados. Así, con esta exploración podremos descartar posibles infecciones producidas por bacterias u hongos que pueden dar al traste con la adaptación.
  • Por último, y en caso de ser necesario, se procede a una aberrometría ocular y corneal. De hecho, esta prueba no es estrictamente necesaria. Sin embargo, se suele realizar en casos especiales en los que las adaptaciones son más específicas de algún tipo de trastorno ocular como es el queratocono.

El consentimiento informado

Por último, el óptico-optometrista proporcionará al nuevo usuario de lentes de contacto, tal y como dicta la ley, un documento denominado consentimiento informado. En él que se detallará el tipo de lentillas que se le van adaptar, los beneficios que obtendrá con ellas y los posibles riesgos que puede presentar la adaptación.

Indudablemente, el contactólogo debe comprobar que el paciente ha entendido todas sus explicaciones. También se recuerdan los conceptos básicos del procedimiento de adaptación contactológica que se va a iniciar.

Esto es muy importante para saber quién puede utilizar lentillas. Además, sirve de repaso para saber cómo colocar y retirar las lentes de contacto del ojo. Asimismo, se evalúa cómo se limpian las lentillas (en caso de ser necesario), cómo saber si una lentilla esta correctamente colocada o si está del revés, etc.

Así, si está conforme, el paciente deberá firmar dicho consentimiento informado.

Entrega de lentillas tras un examen optométrico para ver quién puede utilizar lentillas
Tras un examen completo contactológico, podremos saber qué material se adapta mejor a nuestros ojos; sabremos también cuáles son sus cuidados y el uso que debemos darle. En el consentimiento informado vendrán los datos de nuestra adaptación y las recomendaciones especificadas por el contactólogo.

Ya sabemos quién puede utilizar lentillas, pero no dejes de ir a revisiones

Obviamente, por la importancia que supone llevar una prótesis en los ojos, los ópticos-optometristas recomiendan a todos los usuarios de lentes de contacto hacerse revisiones visuales de manera periódica, al menos una vez al año.

Así, el objetivo de las revisiones es valorar si existen complicaciones. Alteraciones asociadas con el uso y la manipulación de las lentillas, y, en caso de que se produzcan, encontrar la solución más adecuada al problema.

Recuerda que no puedes usar lentes de contacto si…

  • En primer lugar, si tienes los ojos muy irritados por una alergia o por haber estado expuesto al polvo o productos químicos.
  • En segundo lugar, si pareces diabetes. La hiperglucemia no es un impedimento en sí para el uso de las lentillas, su control por parte de los profesionales debe ser más cuidadoso.
  • En tercer lugar, si tienes ojo seco patológico. En cambio, si padeces de sequedad ocular moderada, una lágrima artificial te puede ayudar a llevar las lentillas sin problemas.
  • Además, debes entender que no puedes llevar cualquier lentilla si te han diagnosticado una enfermedad que afecta a la superficie del ojo. Así, en estos casos puede ser necesaria una adaptación de lentes de contacto terapéuticas.
  • De manera similar, no debes llevar lentillas si la forma de tus córneas ha experimentado cambios.
  • Por otra parte, no debes olvidar que en ningún caso puedes utilizar lentillas si pareces una infección ocular.
  • Tampoco se recomienda el uso de lentillas si presentas reacciones alérgicas. Sobre todo si son a las soluciones de limpieza o a las partículas que se depositan en la superficie de las lentillas. Consulta con tu contactólogo en estos casos, pues puede que cambiando los líquidos de mantenimiento podrías seguir disfrutando de tus lentes de contacto.
  • Por último, debes dejar de usar lentillas si se observan vasos sanguíneos anormales en la zona normalmente transparente de la córnea.
Y ante cualquier duda, consulta con el especialista contactólogo

Recuerda que existen lentes de contacto especiales que se adaptan a distintos trastornos del ojo. Tu contactólogo, previa revisión visual, te proporcionará las más adecuadas para ti.

Acceso a la tienda online
Puedes pedir tus lentillas online a domicilio, los 365 días del año, con total comodidad y seguridad en ComprarLentillas.Online


En Comprar Lentillas Online somos especialistas en la venta de lentes de contacto por internet. Tenemos más de 20 años de experiencia en el comercio electrónico y te las enviamos a domicilio. Pídelas las 24 horas del día, desde casa, y consigue el mejor precio. Entra en nuestra tienda online y haz tu pedido ahora.

Óptica Gasset

Resumen:
¿Quién puede utilizar lentillas?
Nombre del artículo:
¿Quién puede utilizar lentillas?
Descripción
Un examen optométrico realizado por un contactólogo nos permitirá decidir si somos aptos para el uso de lentes de contacto. En este artículo te explicamos las pruebas que deben realizarse para saber si puedes llevar lentillas.
Autor
Publicado por:
ComprarLentillas.Online
Logotipo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *