Conjuntivitis. Causa fundamental del ojo rojo

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva. Así, ésta es la membrana transparente que recubre la parte más externa del globo ocular y la porción interna de los párpados.

Obviamente, la conjuntiva, para poder nutrirse, contiene pequeños capilares sanguíneos. Así, estos vasos sanguíneos se pueden apreciar normalmente como delgadas líneas rojas sobre la esclerótica, que es la parte blanca del ojo. Por ello, una inflamación de esta capa de vasos sanguíneos, dará una imagen con un aspecto de color pardo o rojizo, característico de la conjuntivitis.

Una conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva
La conjuntivitis se produce por la inflamación de la parte externa del globo ocular que también recubre el borde interno de los párpados, denominada conjuntiva

En general, el carácter de esta inflamación conjuntival suele ser benigno. Por ello, no se ve afectada la visión, aunque debemos tener en cuenta que puede complicarse si no se trata de forma adecuada.

Por otra parte, en algunos casos va acompañada de inflamación de los párpados (blefaritis). Así, se conforma un cuadro denominado blefaroconjuntivitis.

Además, las conjuntivitis son muy frecuentes en niños y bebés. Sin embargo, no por ello son más peligrosas en ellos. El tratamiento de la inflamación conjuntival puede solucionar el problema sin secuelas.

¿Por qué se produce la conjuntivitis? Causas de una inflamación conjuntival

Inicialmente, podemos decir que hay tantos tipos de conjuntivitis como factores que las pueden causar:

  • En primer lugar, tenemos la conjuntivitis infecciosa, que representa, aproximadamente, un tercio de todas las conjuntivitis. Así, esta inflamación de la conjuntiva del ojo puede ser debida a bacterias o a virus. Dentro de este tipo, podría clasificarse una conjuntivitis por coronavirus. Las conjuntivitis bacterianas son el tipo más contagioso. Sin embargo, no tiene por qué ser la más peligrosa o la más grave.
  • En segundo lugar, por orden de frecuencia, tenemos la conjuntivitis alérgica, que se produce cuando los ojos están expuestos a un alérgeno. De hecho, esa sustancia a la que la persona es alérgica, provoca una inflamación de los vasos sanguíneos, en general. También, de los de la conjuntiva en particular. Así, aparece el cuadro de inflamación. Además, los factores más comunes son los ácaros del polvo, el polen y otras sustancias de árboles, flores y plantas. También, hongos y la descamación epitelial de algunos animales (perros y gatos fundamentalmente, aunque también otros como los caballos). Por otra parte, otras causas de conjuntivitis alérgica pueden ser el clima seco. Asimismo, la utilización de lentes de contacto blandas, sobre todo si su limpieza no es correcta.
  • Por último, tenemos las conjuntivitis por causas irritativas. Éstas se producen por una inflamación del borde palpebral (denominada blefaritis) causada habitualmente por el uso de cosméticos. También pueden aparecer por el contacto con sustancias irritantes presentes en el ambiente, como pueden ser los disolventes, pinturas, cloro de las piscinas, etc.

¿Cómo se puede prevenir?

Primero, en el caso de las conjuntivitis alérgicas, la mejor medida posible es evitar la exposición al agente alérgeno. Sin embargo, cuando no es posible, y aparece alguno de los síntomas, es aconsejable consultar con un profesional de la visión. Suele ocurrir si no se han tomado las medidas necesarias u oportunas que hemos descrito más arriba. Así, el oftalmología podrán prescribirnos un tratamiento antihistamínico para eliminar los signos de la conjuntivitis en los ojos.

Un ojo rojo puede ser un síntoma de conjuntivitis
Ante la aparición del ojo rojo, debemos consultar con un especialista de la visión, pues podemos estar ante una conjuntivitis.

Por otra parte, en el caso de que nuestra conjuntivitis sea infecciosa, además, se debe empezar con un tratamiento profiláctico. Así, éste puede ser con un colirio antibiótico. Además, se deben tomar algunas medidas para evitar contagios, como son:

  • Primero, no compartir nada que haya estado en contacto con el ojo infectado. Nos referimos a las fundas de almohadas, sábanas, toallas, delineadores de ojos, etc., así como otros objetos, como son los vasos.
  • Segundo, debemos lavarnos las manos inmediatamente, en el caso de que hayamos estado en contacto con alguien con conjuntivitis de tipo contagioso.
  • En tercer lugar, y en el caso de los niños, no deberemos llevarlos al colegio mientras dure el cuadro infeccioso.
  • Por otra parte, deberemos limpiar las secreciones de los ojos dos veces al día, o incluso más, si fuese necesario.
  • Por último, no debemos usar lentes de contacto ni maquillaje.

En cularquier caso, no debemos dudar en ir al médico, sobre todo si ésta vuelve frecuentemente. Es decir, si es recidivante.

Síntomas de una inflamación conjuntival

Como resultado del proceso inflamatorio, los síntomas más frecuentes de conjuntivitis son enrojecimiento y picor. También, sensación de cuerpo extraño o “arenilla”, hinchazón de los párpados, lagrimeo y secreciones. Así, éstas pueden ser del tipo purulento o mucopurulento.

Por otra parte, los síntomas de una complicación en una conjuntivitis podrían ser dolor externo al abrir y cerrar los párpados. Además, fotofobia, hinchazón significativa de los párpados y sensación de cuerpo extraño.

Igualmente, los afectados por conjuntivitis de tipo bacteriano suelen tener abundante y espesa secreción, de color amarillo o verdoso. Es habitual que amanezcan con los párpados pegados.

Por el contrario, en la conjuntivitis alérgica predomina el picor. Asimismo, también pueden sumarse otros síntomas de alergia nasales (estornudos, obstrucción y secreción acuosa), bronquiales (asma) o de la piel (dermatitis).

Molestias oculares son un síntoma de conjuntivitis
La conjuntivitis puede cursar con sintomatología como escozor, picor de ojos, lagrimeo (epífora) y legaña

Tratamiento de la conjuntivitis

Lógicamente, el tratamiento de la conjuntivitis va a variar significativamente, en función de la causa que la está produciendo. Sin embargo, en muchos casos unas gotas en forma de colirio pueden mejorar nuestra situación.

  1. En primer lugar, en el caso de una conjuntivitis vírica, como en el caso de un resfriado, disponemos de un tratamiento específico. Aunque existen cuidados especiales recomendados por el oftalmólogo, que pueden ayudar a controlar los síntomas. También, a prevenir complicaciones, así como tratamiento de profilaxis para evitar la sintomatología y disminuir el riesgo de contagio.
  2. Por el contrario, en el caso de una conjuntivitis bacteriana, el tratamiento se basa en una serie de colirios antibióticos. De hecho, suele remitir en una semana, aproximadamente.
  3. Sin embargo, en el caso de las conjuntivitis alérgicas, el paciente suele responder bien al tratamiento con antihistamínicos. O puede desaparecer por sí sola, en el caso de que logremos eliminar el alérgeno causante de la propia inflamación. Además, los síntomas se pueden aliviar con compresas frías y, en algunos casos, pueden prescribirse colirios corticoides tópicos para reducir la inflamación ocular y palpebral.
  4. Por último, en el caso de una conjuntivitis irritativa, la sintomatología se minimiza eliminando la causa de la propia irritación. Además, podemos administrar un tratamiento antiinflamatorio hasta que se recupere la completa normalidad.

En Comprar Lentillas Online te conseguimos el mejor precio de reposición para tus lentes de contacto. Di sí a las lentillas y pídenoslas en nuestra tienda virtual. Te mandamos las lentillas a domicilio, los 365 días del año; pídelas las 24 horas del día. Confía en nosotros; tenemos más de 20 años de experiencia en la venta de lentes de contacto.

Acceso a la tienda online
Puedes pedir tus lentillas online a domicilio, los 365 días del año, con total comodidad y seguridad en ComprarLentillas.Online
Resumen:
Conjuntivitis. Causas y tratamiento
Nombre del artículo:
Conjuntivitis. Causas y tratamiento
Descripción
La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, que es la membrana transparente que recubre la parte más externa del globo ocular y la porción interna de los párpados.
Autor
Publicado por:
ComprarLentillasOnline
Logotipo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.